Ruta Los Encardidos – Marumby – Morretes – Paraná – Brasil, foto: Leandro Cechinel

La escalada en los primeros días de la humanidad fue sin duda una actividad de supervivencia para el hombre de las cavernas y nuestros ancestros indígenas, también una herramienta de defensa para escapar de ataques o conseguir refugio en cuevas o en las madrigueras de las montañas. El «montañismo sin nombre ”, practicada por nuestros antepasados también tuvo un carácter exploratorio en la conquista y colonización de territorios. Ya que desde las crestas de las montañas se podía ver gran parte del territorio explorado.

Desde el alpinismo técnico, la escalada se reutilizó para la práctica de una serie de actividades que involucran paredes ascendentes, utilizando el apoyo de pies y manos en agarres, artificiales o no, donde nos dimos cuenta de que las cosas se están volviendo más fáciles en el tema de la logística, principalmente, dado que la escalada se convirtió en un deporte practicado por millones de personas en el mundo, principalmente en espacios de academias InDoor y paredes artificiales de las ciudades.

Sin embargo, el alpinismo brasileño, finalmente olvidado por los medios de comunicación, nunca pasó de moda. Escalar montañas requiere más esfuerzo por parte del practicante, ya sea caminar en aproximaciones largas con más peso, enfrentar obstáculos difíciles, además de la necesidad de sobrevivir durante los días que uno practica montañismo.

Ibitirati – Ruta Mar de Caratuvas. Foto: Ezequiel Mocelin

Como si estas dificultades no fueran suficientes, todo buen montañista sigue los principios y tiene un conocimiento técnico que le brinda movilidad y desprendimiento para practicar la escalada en varias montañas rocosas en todo el mundo, algunas como: El Capitán, Fitz Roy, Cerro Torre, Torres del Paine, Dolomitas, Trango Tower siempre son codiciadas por la mayoría de los escaladores, ya que son paredes grandes con caminos desafiantes en terrenos raros cubiertos de diversa vegetación.

El Capitán – Yosemite

En Brasil se escala pared de roca por placer desde el inicio de los años 1900, siempre siguiendo la tendencia de las principales escuelas del mundo. En el caso de nuestra generación de los años 80: americana, francesa, italiana, principalmente acá en el sur de Brasil, la alemana que desarrolló conceptos serios y avanzados técnicamente.

Pedra Riscada – MG, por Edmilson Padilha

El mundo desconoce la diversidad de biomas para escalar montañas, del norte al sur del país, tenemos formaciones geológicas y aspectos físicos geográficos diversos y endémicos en sus características esto favorece el derecho al reconocimiento de la peculiaridad de la ESCALADA TROPICAL BRASILEÑA.

Ruta Quinto dos Infernos – Foto Wellington
Aproximación de Base requiere conocimiento y dedicación para escalar – Foto: Adilson Braga – Morro Pão de Loth – Quatro Barras/Paraná Brasileiro

Firmá la petición acá: PETICIÓN

Mientras que muchos lamentan las dificultades técnicas para acercarse a las bases de las paredes en medio del bosque cerrado o dentro de los Inmensos Valles Diabásicos (granito negro), los ríos con piedras lisas y traicioneras, con un ambiente infestado de mosquitos, animales venenosos y plantas espinosas, incluso hasta plantas venenosas , otros estamos felices de disfrutarlo todo.

Senderos dentro de Ríos. Enfoques comunes para escalar el la
selva atlántica – Quatro Barras Paraná – Fabiano Rataiczyke e Wellington

En unos años estaremos completando un siglo desde la conquista de la primera escalada técnica en nuestras hermosas montañas brasileñas que se cubren con su manto verde, ocultan secretos e imponen mucho respeto al hombre para permitirle entrar y caminar con placer en lugares remotos.

Morro Anhangava Ruta Sai de Baixo – Foto: Dennis Julian

Decididamente, nuestras técnicas de escalada implican el conocimiento que solo los escaladores de las montañas tropicales tienen, no todo está en manuales o cursos a los que podemos asistir y salir a practicar. El equipo, las técnicas, las tácticas y los métodos de supervivencia en la selva son requisitos mínimos para aquellos que quieren practicar Montañismo Tropical, y nada reemplaza la experiencia, por lo que no tiene sentido lamentar que todo esté lejos, sea pesado y peligroso. Si se desea una verdadera aventura practicando alpinismo técnico en Brasil, se debe apoyar esta idea y buscar el reconocimiento mundial de nuestro estilo de ESCALADA TROPICAL BRASILEÑA.

Professor Erwin Groeger (RIP) – Precursor del alpinismo tropical brasileño – Foto: Dálio Zippin (RIP)

Espero poder contar con el apoyo de mis amigos escaladores escaladores para apoyar el reconocimiento de la ESCALADA TROPICAL BRASILEÑA, para que podamos adquirir nuestro propio perfil en la escena mundial de la escalada.

Julio Nogueira – Montañero y Geógrafo

No re olvidés de firmar la petición ACÁ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *