Read Time:4 Minute, 21 Second

Atleta argentina que escala desde los 18 años. Una apasionada de la escalada y el alpinismo. Cuando conoció estas disciplinas entendió enseguida que su vida giraría en torno a ello. Este año logró su primer 8c en España, el primero femenino para Argentina.

Trabaja en un empresa instalando montajes en altura. Vive en el Chaltén (cuando no está viajando por trabajo, para escalar o visitando familia). En su currículum escalador aparecen ascensos a grandes paredes como El Capitán o Half Dome en Yosemite, así también como Viaje de Cristal un big wall ubicado en Brasil. Cintia logró el primer ascenso femenino al Fitz Roy en la Patagonia (el tercero femenino del mundo). Este año logró el primer 8c femenino para Argentina encadenando la vía White Zombie en Baltzola, Euskadi, España. Conocida como: «La Hormiga» hace unos años el trabajo la trajo a Montevideo y tuvimos la suerte de verla escalar en MBC unos días y no perdemos la esperanza de que vuelva a visitarnos.

Tus inicios en la escalada fueron a los 18 años y en la modalidad tradicional, me genera curiosidad cómo una persona de Buenos Aires llega a la escalada tradicional, ¿cómo fue ese encuentro?

Desde pequeña viajé al sur con mi familia y tuve contacto con la montaña que generó una gran interés en mi. Con unos amigos de Buenos Aires idealizamos ese tipo de vida así que averiguamos por los cursos de escalada tradicional en roca y nos apuntamos. Luego vinieron las salidas de escalada y posteriormente comencé a viajar sin parar con ese objetivo.

Me imagino que empezar tan joven escalando y teniendo fuertes aptitudes para la escalada en un mundo dominado por hombres habrá sido un gran desafío para vos siendo mujer, ¿cómo viviste tu crecimiento desde ese punto de vista?  

Al principio no pensaba en eso, tenía la seguridad de lo que quería. Que era dedicarme a la escalada.. con el tiempo fui descubriendo mis aptitudes y de algún modo si, le fui encontrando el gustito a resaltar siendo mujer, destacándome entre los hombres. Sin embargo, también sentí la falta ambiente femenino. Veía como en otros países donde la escalada estaba más desarrollada, la cantidad de mujeres escaladoras era muy superior y como generaba eso, un potencial desarrollo del deporte. 

¿Qué le dirías a las mujeres uruguayas para motivarlas y que prueben este deporte que está buenísimo?

Que lo más importante de todo es disfrutar, y para esto hay que encontrar motivación. Proponerse un objetivo, sin importar en absoluto la exigencia, pero enfocarse en algo y lograrlo, nos deja el campo abierto para crecer y enriquecerse.

Este año lograste el primer 8c femenino encadenado por una argentina, ¿cómo elegiste ese proyecto? ¿cómo fue el proceso para lograrlo? 

Hacía bastante tiempo que merodeaba por debajo de ese grado, en el último año había logrado encadenar 4 vías de 8b+.. dos de ellos fueron durante este último viaje por España. Sentía la capacidad de lograr algo un poquito más exigente, solo tenía que encontrar algún 8c, que por su estilo tuviera chances de hacer. Rumbo al País Vasco con un amigo, él me recomienda probar la White Zombie, ya que se trataba de un 8c que a su parecer, yo podía realizar. Así fue como fuimos directamente a esa vía. Afortunadamente me pareció que estaba totalmente dentro de mis posibilidades y sobretodo me gustó la vía, lo cual fue súper motivador proponérmelo como proyecto. Demoré tres días en hacerla. El primero me dediqué a trabajarlo. Al segundo día le hice un repaso mientras entraba en calor y en el segundo intento logré pasar el crux y caí bien arriba. Lo que me dió la pauta de estar más cerca de lo que esperaba. En el tercer día repetí la estrategia de entrar en calor en la misma vía asimilando aún más y puliendo detalles. Al intento siguiente se me alinearon los planetas, logré escalar la vía disfrutandola, forma prolija, concentrada, de un momento a otro estaba luchando en los pasitos finales y… de repente frente a mi la cadena de mi primer 8C.

¿Cúal fue el festejo que ameritó White Zombie?

Una cena en un restaurante chino -Cintia ríe-, es y dos días de relajo, solo saborear el gustito de la victoria.

Hay un desarrollo fuerte de equipada en Uruguay el este último año, ¿tenés planes de volver a escalar en Uruguay y probar las nuevas rutas?

Tengo un muy lindo recuerdo de Uruguay, y si por mi fuera siempre volvería a todos lados. Pero el mundo es tan grande y está tan lleno de lugares increíbles para escalar y muchísimos de ellos aún no conozco, que a veces se hace difícil volver.

Elegiste la Patagonia Argentina para vivir, ¿cuál es tu lugar favorito para ir a escalar en Patagonia?

El lugar que cautivó mi corazón sin duda fue Chaltén. Viví las experiencias más increíbles. Sin embargo, la escalada ahí no es para todo el año. Considero que para estar activo en necesario viajar. Por otro lado, amo y disfruto mucho de la escalada deportiva, los mejores lugares diría que están en Patagonia norte, entre Valle Encantado y el Cañadón de la Buitrera (Piedra Parada).

Fotos cortesía de Cintia Percivati

Un pensamiento en “Cintia Percivati, primer 8C femenino argentino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.